Diario de SQL Server

Replicación funciona, pero sigue marcando error

Escrito por qwalgrande 19-11-2011 en General. Comentarios (0)


El monitor de replicación es tremendamente útil, pero no por ellos perfecto. Es frecuente que tras reparar un error, nos queden agentes o réplicas que, aun estando funcionando como se espera, persisten en aparecer con el aspa roja del error. Hay una forma rápida de forzar a que se actualice la tabla que el monitor de replicación utiliza para leer los estados, que consiste en ejecutar manualmente el procedimiento sp_MSLoad_replication_status (sin parámetros, ejecutado en la base de datos publicada). De esta manera conseguimos que se quiten esas marcas de error y que nuestro Replication Monitor vuelva a ser de utilidad.

 

La explicación es un extraño comportamiento de los sistemas de monitorización de replicación, se basan en el estado de la última ejecución de los jobs (viene siendo así desde SQL Server 7). El log reader o cualquier agente de suscripción transaccional siempre están corriendo. Sólo se paran si hay algún problema de comunicación, algún dato que no puede ser aplicado. Y cuando se paran, o se han detenido o han finalizado con error. Así, aunque se vuelvan a arrancar, la última ejecución fue un error, y así se queda.

 

Internamente, cualquier puede comprobarlo, se hace una consulta a una tabla que sólo se recarga si está vacía. Si ya tiene datos, sólo se actualizan los mismos. Si resulta que se eliminó una suscripción para volver a crearla después, se eliminan y crean los jobs que se ocupan de la acción, pero de esta tabla de estados no se borran, los registros quedan huérfanos. Como el estado general es el peor de los estados de los distintos agentes implicados, es frecuente que se marque un error por un job que ya ni siquiera existe. El procedimiento almacenado mencionado permite purgar esa tabla, se recarga con lo que haya en ese momento y ya está, tenemos nuestro estado de replicación marcando lo que está teniendo lugar exactamente.

 

 

Precio licencias SQL Server 2012

Escrito por qwalgrande 12-11-2011 en General. Comentarios (0)


La política de licenciamiento de SQL Server 2012 será diferente a la que veníamos teniendo la suerte de disfrutar. A partir de ahora pasa a licenciarse por núcleos, en lugar de por procesadores físicos. También se modifica lo relacionado con virtualización. Y deja un poco sorprendido, pero, no nos engañemos, no podía prolongarse indefinidamente porque era una medida que les posicionaba demasiado lejos de la competencia.

 

Aún así, y siguiendo con lo de la competencia, seguirá siendo notablemente más barato. Lo que será también es notablemente más caro que los que usamos SQL Server de versiones anteriores, y ahí es normal que escueza. Me dijo mi amigo Eladio (https://mvp.support.microsoft.com/default.aspx/profile/eladio), ese es el problema de los comerciales, y ya irán ellos a pegarse con los descuentos, compensaciones, etc. (blogueó sobre ello, dejo también ese link http://msmvps.com/blogs/eladio_rincon/archive/2011/11/03/cambios-en-el-modelo-de-licenciamiento-de-sql-server-2012.aspx). Desde ese link podréis acceder luego a la información oficial.

 

Y sí, pero no. Como ya opiné cuando pasamos a SQL Server 2008 R2 (http://qwalgrande.blogspot.es/1270833471/%C2%A1que-nos-suben-los-precios!-%C2%A1y-en-plena-crisis!/), la subida de precios afecta directamente a los presupuestos del que los paga. Vendrán los comerciales a rebajar, pero si el punto de partida es superior, el precio final que se consiga también lo será, y será una revalorización que habrá que descontar de otra parte (formación, personal, …) y también puede suponer una traba para plantearse una migración.

 

Pensar que es el problema de otro (el comercial de MS por un lado y el jefe o el cliente que paga las licencias) no suele ayudar a resolver los problemas, y este caso no es una excepción, según mi criterio. El que paga lo tendrá que ajustar de alguna otra parte, y puede que esa parte nos pille más o menos cerca. Y el que vende, si para lograr esa venta tiene que hacer un descuento mayor de los precios estipulados, hará menos caja de la prevista y, dado que eso es lo que financia el resto de temas, habrá menos dinero para las acciones que patrocina Microsoft. Todo ello, sin olvidarnos de cómo están las cosas, que no permiten alegrías, sólo recortar de donde se pueda.